angela castillo12

INICIO

Entre tantas imágenes navideñas, buscaba esta mañana una que mostrase un gran árbol, uno de ésos con muchas ramas donde colgar todos los momentos que le dieron luminosidad a nuestra vida; con otras ramas que se vayan encendiendo a su tiempo, porque también el Gran Misterio se desvela a sí mismo poquito a poco; con ramas deshojadas de lo que ya no es, que a su vez dejan espacio a otra primavera que se irá gestando en esa misma desnudez…
De pronto me encontré con esta imagen y pensé: ¿Por qué un árbol solitario? Mejor un bosque. ¿Por qué el agua en copas? Mejor un río rebosante de vida? ¿Por qué no un puente que nos conecte y a la vez conectado con la Naturaleza? Un puente por el que se acercan aquéllos a quienes amas y te quieren. ¿Por qué no un Hogar con el fuego encendido, con velas encendidas, con corazones encendidos?

navidad
Entre tantas evidencias externas que decoran la Navidad, en las calles, en las mesas, en el comercio… buscaba esta mañana esos breves instantes en los cuales he sentido que se me encendía el corazón. Y de pronto he visto que hay una navidad íntima y personal (que no está sujeta a ninguna fecha ni estación) cada vez que renace el amor en tu corazón. Cada vez que se renueva en ti ese sentimiento de dicha infinita por sentirte conectado, vinculado, unido a algo que no puedes abrazar por completo, pero por lo que te sientes completamente abrazado. Y no puedes sino agradecer por ese presente, ese regalo. Sí, de pronto lo he visto: El Amor es el Gran Regalo, aunque el resto del año nos llegue sin papel de regalo, ni luces, ni decorado…
Angela Castillo

separadoresss

Un nuevo amanecer nos aguarda en la fina luz que rompe la noche. Echemos ya a andar la mirada sobre el campo de flores nuevas que están naciendo en nuestro corazón. Llenemos cada momento de hálito renovado y sintamos lo infinito de cada instante, entregados a la paz que se siente en cada entrega…

separadoresss

angelacastillolibros

Permíteme un discurso a corazón abierto, espontáneo, inspirado… libre de razonamientos basados en la interpretación de una interpretación que a su vez surgió de otra interpretación. Te propongo un viaje a través de aquellas palabras que llevan el sello de la vivencia. ¡Ojala te conduzcan al buen término!
Acompasémonos pues con el ritmo justo, el que nos permita disfrutar de los paisajes que irán asomando en estas lecturas, en esta experiencia que inicia sus pasos en los verdes prados del Camino de Santiago; alza después el vuelo sobre el intenso amarillo de los girasoles, girando al amanecer en torno al sol de la conciencia; y, si optamos por un buen fin (que siempre es un buen comienzo), nos sumergiremos en un océano de autodescubrimiento, abriendo los ojos al misterio de las noches que ensueñan nuestros días…
Angela Castillo // Libros con Corazón 
.

Share Button