Besma

Tantra es el arte de estar presentes, vivir el aquí-ahora con más consciencia.

Mi propósito es acompañar a las personas en su camino de crecimiento personal.

Transmitir que es posible cambiar, que es posible tomar las riendas de la propia vida y caminar hacia el bienestar y la paz interior. Transmitir que se puede amar en libertad, dar amor desde la alegri­a que produce compartir, no desde la necesidad y el intercambio. Transmitir la belleza de la vida, cuando podemos disfrutar del presente, del aquí y ahora. La belleza de las relaciones cuando se basan en la sinceridad y la honestidad.

La belleza de una mirada, de una caricia, de un abrazo…
cuando se hacen con presencia y consciencia.

La belleza del juego,
de la espontaneidad,
de la risa,
de la alegría…

Transmitir que
lo mejor que se puede ser en la vida,
es ser uno mismo,
SER AUTÉNTICO.

“Cuando nos acarician con sensibilidad desaparece el velo que teníamos delante de los ojos; y por medio de los ojos penetrantes del amor percibiremos lo que nunca verán los otros ojos” // François Fénelon

Esta práctica milenaria nos invita a conectar con capas muy profundas de nuestro ser, abriéndonos a la sensibilidad, el gozo y la sensualidad. Un taller de tantra es un espacio de confianza, respeto y relajación donde permitirnos conectar con la presencia (aquí y ahora) y con el corazón (darnos permiso a expandirlo).
Con esta doble base exploraremos los caminos por los que circula nuestra energía vital y sexual y aprenderemos a conducirla y canalizarla para convertirnos en seres más plenos y auténticos en nuestra vida cotidiana y también en nuestra intimidad, ampliando cada vez más nuestra conciencia y nuestra capacidad de sentir y amar.
Consta de ejercicios vivenciales simples para sentir nuestra energía, detectar bloqueos, pulsar nuestra creatividad y conectar con la inocencia del cuerpo.

La respiración juega un papel muy importante.
Aprenderemos a elevar nuestra Kundalini (fuerza vital) y proyectarla a varios aspectos de nuestra vida, otorgándonos más seguridad, asertividad y armonía en nuestra forma de relacionarnos.

Más información e inscripciones:
Tel 655 15 34 75 Besma
besma@msn.com
www.talleresdetantra.es

Vídeo Entrevista a Besma sobre Tantra

Share Button

Astiko

El verdadero tantra no es técnica, sino oración.
No se orienta hacia la cabeza,
sino que es una relajación en el corazón.
Por favor recuérdalo. 
Astiko

La esencia de la enseñanza tantrica es que al conocerte a ti mismo, al disfrutar de tu cuerpo como templo del ser, al abrazar tus contradicciones y tus emociones, al conocer tu silencio interno, puedas relacionarte con el otro desde tu centro con amor.

Aunque el libro de los secretos, Vighyan Bhairav Tantra, contiene ciento doce meditaciones de las cuales sólo 6 son puramente sexuales, en occidente se asocia sobre todo con prácticas sexuales. Cuando volví de India entendí que la fascinación que tenemos con el sexo se debe a que a pesar de habernos supuestamente liberado, nadie está realmente contento con su vida sexual.

TODO EL MUNDO QUIERE ALGO MÁS:

¡Pues sí, hay más! Cuando dejamos de hacer del sexo una carrera para llegar a algún sitio, o una lucha de poder en la cual nos responsabilizamos el uno al otro por conseguir algo, o de vivirlo con morbo o como nos ha educado la sociedad, de una forma pornográfica, si no que aprendemos a llevar consciencia y amor a ese acto, podremos descubrir que es una puerta hacia un profundo éxtasis que está esperando a ser despertado.

El placer de una sexualidad de entretenimiento es el diez por ciento de nuestra capacidad de generar amor y placer.

Los Tántricos descubrieron que en la unión de las polaridades principales que son: hombre-mujer, masculino-femenino, comienza después de una fusión relajada de por lo menos treinta minutos, a circular energía electromagnética entre los genitales y el corazón de los amantes.

Y si se continúa esta unión tiene el potencial de culminar en una comunión de éxtasis de cuerpo y alma, además de ser profundamente sanadora…

En el camino que propone Tantra aprendemos a liberar nuestro cuerpo de juicios y tensiones acumuladas por experiencias y creencias pasadas.

Aprendemos a liberar nuestras heridas emocionales generadas en nuestra infancia y contactos íntimos para así poder asentar las bases para que el amor fluya y podamos confiar y ser de confianza. Aprendemos a observar la mente para que se rinda a vivir el ahora y a ser creativa dejando de repetir pautas y sistemas de creencia obsoletos y dañinos.

De esta forma creamos el espacio para que la energía fluya con libertad y naturalidad.

Con todo mi amor,
Astiko
http://www.tantrawithastiko.com/

Share Button